María nos atendió de maravilla, entendió a la primera todo lo que queríamos.
Mi ramo era mejor de lo que me había imaginado, y las flores de la iglesia eran preciosas. Una profesional que supo entendernos desde el primer momento. Además la relación calidad-precio es inmejorable. Gracias.